Presentación de libro “Diario de escuela, narraciones de coordinadorxs de escuela”

El Proyecto Vida cotidiana y escuelas del Programa Políticas Lenguajes y Subjetividades en Educación invita a la presentación de libro “Diario de escuela, narraciones de coordinadorxs de escuela”.
 
El libro trata sobre los sentires y la necesidad de poner en palabras esas sensaciones de un grupo de coordinadores de cursos, trabajadores de la educación, de escuelas públicas de la provincia de Córdoba, en un texto polifónico que “hace hablar a un campo de relaciones en proceso de mutación”.
 
Presentarán el libro Dora Niedzwiecki, Sergio Wischñevsky y Colectivo Diario de Escuela.
 

Viernes 28 de septiembre a las 18 hs.

Auditorio Emilio Mignone
FLACSO Argentina
Tucumán 1966, CABA

Actividad libre y gratuita con inscripción a vidacotdianayescuelas@flacso.org.ar.

 
 
Diario de escuela, narraciones de coordinadorxs de escuela
 
Prólogo
 
Las mil y una capas de lo escolar. Dimensión problemática de lo cotidiano.
 
El primer capítulo del libro se encuentra disponible aquí.
 
I. A partir de la segunda mitad del siglo XX, en el marco de los procesos de globalización que alteraron de manera radical el entramado de las instituciones y en consecuencia el poder simbólico del Estado, las escuelas enfrentan realidades que requieren otra cosa que respuestas homogéneas y aplicación de protocolos. Una gran cantidad de chicas y chicos pueblan las escuelas, cada vez más. Sin embargo, herederos de un dispositivo escolar cuyo origen fue la selección, la promulgación de la obligatoriedad de la escuela secundaria no alcanza a convertir esas subjetividades en legítimos habitantes del “mundo escuela”.
 
II. La temporalidad escolar transcurre en medio de situaciones problemáticas; no obstante, tomemos como regla de juego o clave de lectura que afirmar esto es otra cosa que equiparar obstáculos con problemas. ¿Cómo convive el lento pero continuo declive de las instituciones de encierro con el carácter obligatorio de la escolaridad secundaria que incorpora cada vez más adolescentes a sus establecimientos?; ¿cuántas escuelas viven dentro de cada escuela?; ¿cómo gestionar un dispositivo educativo que incorpore el tratamiento de lo cotidiano como contenido escolar y respete la singularidad y modo de expresión de cada vida?
 
III. Para quienes transitamos al interior de las instituciones, la experiencia nos confirma tanto la necesidad de contar con nuevos y apropiados marcos regulatorios y la certeza de que si bien los mismos son condición necesaria, no resultan garantía suficiente para materializar al interior del sistema las novedades que introducen. No es tarea sencilla y menos aún automática. El andar por las instituciones inscribe en nuestros cuerpos la convicción de que los cambios solo serán tales si consiguen instalar la pregunta por los modos de hacer para recibir —y bienvenir amorosamente— a cada adolescente comprometiendo(nos) en la voluntad de estar allí, sumando vida, cuerpo y pensamientos para que algún juego se arme.
 
IV. Hablar; escuchar; conversar; callar, ir al encuentro, estar disponible al ser buscado…
En exquisita conjugación de la primera persona del plural, el texto polifónico que aquí se presenta hace hablar a un campo de relaciones en proceso de mutación. La visibilización del trabajo de los “coordinadores de curso” ilumina —en tanto analizador— las tensiones y las vacancias que emergen a partir del mandato de plena inclusión para la escuela secundaria.
 
La lectura de este libro toma y convida imperceptiblemente a zambullirse en un adentro hecho de micro-gestos éticos tomados por el pensamiento. Con profunda sensibilidad y simpleza, poéticamente y desde adentro, las plumas de los autores develan la escuela desde un punto de vista escasamente visitado
permitiendo captar la complejidad y riqueza del acontecer diario en donde más allá del mandato normativo, la única rutina posible se organiza en la serie presencia-confianza-disposición- cuidado. Se expresa de este modo un procedimiento profesional basado en la puesta en suspenso de moldes clásicos de lectura e interpretación en los que lo doméstico permanece velado, en penumbras o cuanto menos en un plano secundario. Así, los pequeños movimientos, las micro expresiones de acontecer diario, los armados artesanales en tanto actos de creación arman mundo, llaman al pensamiento, nos ponen en suspenso.
 
Dora Niedzwiecki.
Marzo 2018.